Che el argentino



El siempre innovador Steven Soderbergh estrena en España el biopic del Che, el icono más importante de la revolución latinoamericana. Rodada como una película de casi cinco horas, pero que se estrenará en dos partes, ahora podemos disfrutar en los cines de la primera, "Che, el argentino". Este personaje ha sido utilizado en varias ocasiones por el cine y por la industria en general… ha sido icono de movilizaciones liberales y `hippies´, se convirtió en imagen del rock de la mano de los Red Hot Chili Peppers y por todo ello, su verdadera historia quedó obsoleta para las nuevas generaciones. La intención de Soderbergh es clara: mostrar al mundo entero la historia de un personaje reciente que significó un gran cambio en los ideales y movimientos de Latinoamérica. Si has visto "Diarios de una motocicleta" de Walter Salles, entonces ya tienes una ventaja. Ese filme protagonizado por Gael García Bernal sirve de introducción para conocer al personaje y su viaje hacia el centro del continente. Ahora toma el relevo Benicio del Toro, quien personifica al Che de una manera espectacular, no solo en su parecido físico, sino también en su magistral interpretación que ya le valió la Palma en el pasado Festival de cine de Cannes. Rodada en castellano y con actores de todos los países, Soderbergh demuestra que se adentra en cualquier reto, hasta rodar en un idioma que no domina. Obviamente, se nota que a del Toro le cuesta trabajar el acento, pero con el marco de la selva y su imagen, termina pasado desapercibido. Contada como un documental, yendo año a año en la vida del Che desde su primer encuentro con Fidel Castro y su movimiento guerrillero liberando poco a poco a Cuba del régimen de Baptista, "Che, el argentino" es una película intensa e interesante, con un Benicio en su mayor esplendor y con una historia que necesitaba ser contada.