1.1 El proceso de la hominización en la Península Ibérica: Nuevos hallazgos.

La Prehistoria es el periodo más antigua de la historia, que abarca desde el origen del hombre hasta la aparición de la escritura, que en España aparece en torno al primer milenio. Existen tres periodos dentro de la Prehistoria.

Paleolítico. En este etapa vivían en pequeños grupos de no más de 50 personas tanto hombres como mujeres que dedicaban su tiempo a la búsqueda de comida y la fabricación de utensilios.

Paleolítico inferior (1.000.000-800.000 al 100.000 a.C.) Aparecen los primeros homínidos (Homo Erectus). El yacimiento más importante está en Atapuerca, Homo Antecesor, además de las terrazas del Manzanares y la mandíbula de Bañolas. Tenían capacidad para fabricar hachas de mano y conservar el fuego.

Paleolítico medio (100.000 al 35.000 a.C.), aparece el Homo Sapiens (Hombre de Neanderthal) el cual sabía fabricar múltiples utensilios de piedra, hacer fuego y tenía conciencia de muerte. Los yacimientos más importantes son los de Cueva Morín, Cueva Negra y los de Gibraltar.

Paleolítico superior (35.000 al 10.000 a.C.) aparece el Homo Sapiens-Sapiens (Hombre de Cro-Magnon) que era seminómada, vivía en cueva o campamentos y conocían ya el arco y las flechas y sabía fabricar utensilios de hueso y asta. Los restos más importantes se encuentran en Tito-Bustillo.

Arte rupestre: En el fondo de las cuevas se han conservado representaciones pictóricas de un realismo extraordinario. La más importante es Altamira, así como otras al sur de Francia por lo que se denomina franco-cantábrica. Otras cuevas a destacar son la Cueva de la Pileta en Málaga, El Castillo y La Pasiega.

Mesolítico (10.000 a 5.000 a.C) donde aparece el arte rupestre levantino, con figuras humanas esquemáticas y se empieza a vivir una etapa de transición. Además se fabrican microlitos.

Neolítico (c. 8.000 a.C.). Hubo una Revolución Neolítica, en el Próximo Oriente, donde se descubre la ganadería (buey, cerdo, oveja, o la cabra) y la agricultura (trigo, centeno, cebada, lino). Los hombres empiezan a hacerse sedentarios y empiezan también a tener conciencia de propiedad, además se produce una división de trabajo. Se inició el comercio y la navegación además de la aparición de la rueda, la cerámica, el molino, las hoces y el tejido.

En la primera fase del Neolítico se desarrolla la cultura de la cerámica cardial (c. VI milenio a.C.) caracterizada por su decoración impresa mediente conchas de berberecho (cardium edule) que se extendió por Cataluña, Levante y Andalucía y tenía base ganadera.

La cultura de los sepulcros en fosa (c. IV milenio a.C.) en Cataluña, caracterizada por las tumbas individuales con ajuar, cubiertas con grandes losas. Predomina la agricultura y era una sociedad dividida en clases sociales.

La cultura de Almería (c. 2.500 a.C) suele considerarse una de las más representativas del Neolítico hispano (El Garcel).

La edad de los metales: el Calcolítico

La cultura de los Millares (2.500 – 1.800 a.C.) Es una sociedad densamente poblada, con una agricultura de regadía avanzada, inmensas murallas y obras de fortificación. Se han encontrado objetos de origen oriental (Egeo, Egipto).

La cultura del vaso campaniforme (2.200 – 1.700 a.C.) se difundió por toda Europa. Se distingue por la presencia de cuencos y vasijas cerámicas en forma de campana invertida y una serie de objetos de ajuar de cobre. Está presente enla desembocadura del Tajo, Cataluña, Ciempozuelos (Madrid) y el Guadalquivir.

El megalitismo, desde el simple dolmen hasta las tumbas en corredor. Se encuentra en las zonas de Almería a Huelva, se basa en el dolmen y destacan las cuevas del Romeral y Manga.

La cultura ciclópea de las Baleares, cultura Talayótica ( talayot, naveta y taula) que se relaciona con las culturas del Próximo Oriente a través de las islas de Córcega y Malta.

La edad del Bronce

La cultura de El Argar (1.700 – 1.400 a.C.) en zonas de Murcia, Almería, Jaén y Granada. Se la considera la primera cultura urbana de Occidente dada su división en clases sociales y centralización del poder en un rey o jefe militar, además tuvo un gran desarrollo de la metalurgia.

La cultura de los campos de urnas (1.100 – 750 a.C.) Es una cultura de difusión europea. Se caracteriza por el tipo de enterramiento en urnas funerarias y los principales yacimientos están en Cataluña y Aragón.