15 dragones de Cuera contra 300 apaches (Tucson 1779)



El 4 de septiembre de 1886 el jefe apache (chiricaua) Gerónimo se rindió con apenas una treintena de sus guerreros ante un contingente de tropas americanas que sumaban 5.000 hombres. Tal era el miedo que despertó en Whasington su última fuga.

No hay casi nadie que no haya visto una película made in Hollywood sobre este jefe apache y las tropas de caballería. Sin embargo, pocos habrán oído como en 1779 quince soldados españoles, miembros de los dragones de cuera, derrotaron en Tucson (Arizona) a 300 apaches. Esta es su historia.

Los dragones de cuera eran las tropas encargadas de vigilar la peligrosa frontera Norte del Virreinato de Nueva España, donde una serie de misiones, en el caso de California, y de presidios, en los actuales estados de Arizona y Tejas, delimitaban la frontera en esa zona.

Los españoles tomaron contacto con apaches o comanches ya en el siglo XVI, entorno a 1540.



Los apaches eran un grupo de tribus como los Mescaleros, Navajos, Chricahuas, entre otros. Ante la necesidad de controlarlos y además por la petición de alguno de sus jefes se instaló una misión en Tucson, actual estado de Arizona en Estados Unidos, y un presidio -  un rancho fortificado donde vivían los soldados e incluso cultivaban la tierra - a unos cinco kilómetros de la misión.

Los apaches, tribu nómada, solía atacar ranchos aislados para robar ganado o algún suministro. Sin embargo, en 1779 se atrevieron a atacar la misión y el presidio de Tucson, probablemente confiados en su gran número, ya que solamente había allí un pequeño destacamento de 15 dragones de cuera.



Eran estos hombre duros de frontera. Todos voluntarios se alistaban por un periodo de 10 años. Iban armados con lanza, escudo, espada, daga, pistola y mosquete/carabina. Su nombre se debe a "la Cuera", una especie de abrigo/armadura hecha con duros cueros de animales.  Este abrigo que al principio cubría también las piernas no tenía mangas y era muy resistente. Hecha con hasta 7 capas de cuero era capaz de parar una flecha india. Inicialmente lo llevaban solo los oficiales después se incorporó como vestimenta de toda la tropa. No llevaba mangas y con los siglos se pasó a un modelo más ligero que solo cubría el torso a modo de coraza.

Vovlviendo al ataque a Tucson de 1779, los apaches confiados en su superioridad numérica no contaron con la experiencia y valor de los dragones de cuera. En vez de refugiarse en el presidio decidieron ser ellos los que se lanzaron al ataque contra los sorprendidos indios que, atónitos, no podían dar crédito a lo que veían sus ojos. El resultado fue que los españoles mataron a su jefe y clavaron su cabeza en una lanza para que todos los atacantes lo viesen bien, Esto hizo que los apaches huyesen despavoridos de Tucson.


En 1782 volvieron a la carga los indios, esta vez unos 600. Para su desgracia se encontraron con 45 soldados y 20 dragones de cuera. El resultado fue el mismo que en 1779.

Probablemente si esto hubiese sido protagonizado por norteamericanos hubiésemos vistos innumerables películas o series sobre los dragones de cuera, sin embargo hemos de conformarnos con las protagonizadas por los "Ranger de Texas" y Chuck Norris.