ESTADOS CONFEDERADOS DEL SOCIAL (EE.CC.S.)

Y este es otro trabajo de fin de curso de 1º de bachillerato C.


ANTIGUO RÉGIMEN

Durante el Antiguo Régimen (siglo XVII – XVIII) en EE.CC.S. está implantada una monarquía absolutista, con Malvada de BlancaNieves como monarca más representativa, quien llevará a cabo una monarquía similar a la de Luis XIV. La Corona acaparaba todos los cargos, pues el país carece de división de poderes y de soberanía nacional. Al igual que el resto de monarcas absolutistas durante esta época, la reina tiene el poder absoluto por derecho divino.

Con respecto a la economía, la teoría económica más aceptada es la de la fisiocracia, con Oliver y Benji como principales teóricos. El primero de ellos (siguiendo el modelo de Montesquieu) formulará la división de los tres poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) como medio para limitar el poder de la corona. El segundo (siguiendo el modelo de Adam Smith), padre del liberalismo económico, fue una pieza clave para la futura Ilustración y para la Revolución Industrial del siglo XVIII.

En cuanto a la sociedad, está organizada en estamentos (nobleza, burguesía y pueblo llano). No existen grupos privilegiados y no privilegiados y la principal diferencia con el resto de los países es la separación entre la Iglesia y la Corona, pues nos encontramos ante un país laico, con libertad religiosa.


GUERRA DE LOS 300 DÍAS


La ausencia de pronunciadas diferencias sociales posibilitó una revolución que, aunque inevitable, fue de escasa duración: tan sólo un año. En ella, la sociedad, a excepción de la nobleza, aunó fuerzas para conseguir una representación en el gobierno. Se sucedieron diversas guerrillas, lideradas por el coronel Hathi. Consistieron en pequeñas incursiones, en las que el pueblo robaba las armas al ejército de Malvada y, junto con palos y aquello que encontraban en sus huertos se enfrentó contra la monarquía. Finalmente, a pesar de carecer de experiencia, vencieron a las tropas monárquicas, pues eran una mayoría (recordemos que el 80% de la población era agrícola). Así, acabaron obligando a Malvada a delegar parte de su poder en un Parlamento, con representación de los tres estamentos. Como representante del pueblo llano encontramos al coronel Hathi, quien tendrá un importante papel en las futuras negociaciones con la Corona.

Durante la guerra, el hijo de Malvada, Pepito Grillo, viajó a Francia, donde se impregnó de las ideas ilustradas de igualdad, libertad y soberanía nacional. A su regreso, su madre se encontraba ya muy enferma y se veía incapaz de hacer frente a su país, que acababa de debilitar su poder con el nacimiento de un Parlamento. Pepito, siguiendo el ejemplo de José II de Austria, se hizo cargo del trono e inició su gobierno como déspota ilustrado. Durante su reinado, a pesar de conceder ciertas libertades al Parlamento, siguió gobernando de manera autocrática (“todo para el pueblo pero sin el pueblo”). Su gobierno se caracterizó por la abolición de la servidumbre y por el mantenimiento del estado laico, separado de la Iglesia. A pesar de su gobierno autocrático, sus intereses chocaron con los del coronel Hathi, quien lideró varias protestas y solicitó más representación en el Parlamento. Sin embargo, Pepito Grillo encontró la solución en la concesión de ciertos privilegios (territoriales, políticos y económicos) a cambio de cesar con las revueltas. El coronel Hathi traicionó a sus ideales por unos cuantos lingotes de oro. Cuando esto llegó a oídos del pueblo, se organizó un motín contra el coronel, quien acabó decapitado en la guillotina.


REVOLUCIÓN INDUSTRIAL


La Revolución Industrial, surgida en EE.CC.S. durante el siglo XVIII se vio favorecida por la existencia de una estabilidad política (parlamentarismo) y por la difusión de las ideas ilustradas de liberalismo económico (defendido previamente por Benji y difundido por Pepito Grillo, como rey ilustrado).

Tuvo lugar una revolución demográfica, agraria, industrial (en el sector textil y en la industria siderúrgica) y de los transportes, lo que favorecerá la globalización y un comercio exterior más rápido, cómodo y barato. Esto propiciará un importante crecimiento económico en el país, debido al abaratamiento de las materias primas y del transporte.

La Revolución Industrial se extendió al resto de Europa, que quiso aprovecharse de las ventajas de la industrialización. A finales del siglo XVIII Europa occidental, Japón y Estados Unidos ya habían recibido los ecos de la revolución.

Sin embargo, la Revolución Industrial vino acompañada de diversos inconvenientes, entre los que destaca el “capitalismo salvaje”, debido al cual se produjo un liberalismo extremo, centrándose la economía en la labor de la burguesía y dejando olvidada a la población campesina, que todavía durante esta época era una mayoría.


RESTAURACIÓN


En 1814 se inició la Restauración, cuando Metternich convocó el Congreso de Viena. En ese momento Europa pasó de ser un continente dominado por una potencia hegemónica, a ser una Pentarquía, caracterizada por la existencia de cinco países que tomaban las decisiones importantes sobre el curso de la economía continental. Entre ellos se encontraba EE.CC.S.

A pesar de ser una de las cinco superpotencias a nivel europeo, no quiso formar parte de la Santa Alianza, pues su ideología era puramente liberal. No obstante, sufrió una guerra liberal en 1820 para conseguir una Constitución liberal, que recogiese los derechos de los ciudadanos y garantizase una igualdad en el derecho al voto (pedían la soberanía nacional). Se inició con la sublevación del ejército socioconfederado, liderada por el capitán Garfio. Esta guerra duró 4 años, enfrentándose las tropas del rey (Alonso Quijano) contra los sublevados. La guerra fue cruenta, a pesar de los intentos de los sublevados de llegar a un acuerdo mediante la diplomacia y de no tener que recurrir a la violencia, ya que las tropas del rey tenían orden de abrir fuego contra todo aquel que no le jurase lealtad y defendiera el liberalismo económico (una blasfemia en su reino). El rey pidió ayuda a la Santa Alianza, quien envió tropas para reprimir este movimiento y restituir a Alonso Quijano como rey absolutista. Sin embargo, el capitán Garfio llevó a su ejército a la victoria, con la misma estrategia de la guerra de los 300 días, aunque habían conseguido un sistema más sofisticado y más organizado. Esta guerra fue un éxito y en 1826 se proclamó la República, con Manzano III como presidente, poniendo fin al despotismo ilustrado.

Los sorprendentes resultados en su guerra liberal le instaron a colaborar en las guerras liberales de 1830 y de 1848, pues la libertad económica en Europa no podría sino beneficiarle.


MOVIMIENTOS OBREROS


Las consecuencias de la Revolución Industrial y del capitalismo salvaje se resumen en el descontento obrero, por la escasa calidad de vida y laboral, y por haber sido olvidados y dejados en un segundo plano, detrás de la burguesía. Esto dio lugar a una serie de movimientos obreros.

Todos los primeros movimientos obreros, como el Ludismo, el Sindicalismo y el Cartismo, fueron duramente reprimidos y erradicados en menos de una década.

En Europa surgieron tres principales movimientos obreros: el Socialismo Utópico, el Marxismo y el Anarquismo. Los teóricos de EE.CC.S. se centraron sobre todo en el Socialismo Utópico, por lo que encontramos nombres como Obi Owen Kenobi, quien intentó mejorar la relación entre obreros y patronos y así conseguir una mayor productividad, asociada a la satisfacción de las demandas obreras. Su obra maestra, Se feliz, se centró en la fomentación de edificios autosuficientes en las que todos eran iguales. Aunque no tenían que llevar uniforme, sí debían obtener buenos resultados y expresarse correctamente cuando trataban con el capataz Rafael Rodrigo al finalizar el año, pues de su veredicto dependían los salarios de todos los trabajadores. Aquello que no cumplían con sus expectativas por ser haraganes, se sometían al castigo del reglazo.


SEGUNDA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL


A pesar de haber desarrollado ya el comercio internacional, durante la segunda Revolución Industrial se desarrolló aún más, favorecido por el liberalismo económico.

Durante esta revolución se produjo una enorme corriente migratoria; en el caso de EE.CC.S. la población emigró, animada por el Estado, ya que la revolución demográfica del siglo anterior había dado lugar a una población excesiva.

Al igual que el resto de los países desarrollados, EE.CC.S. adoptó el patrón oro y, consecuentemente, el comercio internacional se vio beneficiado. Esto favoreció la aparición de las primeras multinacionales.


COLONIZACIÓN


Al igual que las demás grandes potencias del momento, EE.CC.S. tuvo la necesidad de colonizar nuevas tierras, para poder satisfacer las demandas de recursos de la población, así como para afirmar su posición como una de las superpotencias mundiales.

A pesar de querer colonizar nuevas tierras y las consecuencias negativas que ello conllevaría a la población nativa, buscó una colonización poco traumática. Fue de vital importancia la figura de Rodolfo Chiquilicuatre, junto con su fiel colaborador Chiquito de la Calzada, quienes recorrieron África hipnotizando a los indígenas con sus sabias enseñanzas sobre la prosperidad que alcanzarían si se unían a la metrópoli. Los indígenas no pudieron resistirse a estos carismáticos líderes. Asimismo consiguieron colonizar la zona norte de África y Madagascar. Poco faltó para que los pueblos vecinos suplicaran a estos dos hombres como jefes en sus territorios. La metrópoli recibió esto con buenas manos, ya que se ahorró los gastos del ejército. Algunos países imitaron esta iniciativa, aunque, al no tener los mismos dones, no alcanzaron el éxito.


PRIMERA GUERRA MUNDIAL


EE.CC.S. se benefició enormemente de su neutralidad durante la Gran Guerra, convirtiéndose, junto con Estados Unidos, en el gran banquero del mundo, concediendo créditos a los países europeos para su reconstrucción. El crecimiento económico fue espectacular. Este resplandor económico, llegó durante el reinado de Peral XI, quien conseguirá ser reelegido en tres ocasiones (1914-1918, 1918-1922, 1922-1926). Destaca la figura del ministro de Economía, Tito Gilito, gran consejero del presidente durante esta próspera década.


CRACK DEL 29


Los altos intereses cobrados a las potencias europeas para su reconstrucción tras la guerra favorecieron un enorme crecimiento económico en el país, iniciándose el periodo conocido como los “Felices años veinte”. Fueron años de prosperidad económica y de bienestar social. Sin embargo, Tomatero II (1926-1932) cometió una serie de errores (proteccionismo, abandono del patrón oro, desempleo en el mercado de trabajo debido a las rigideces de los salarios, y los errores de la política económica, señalados por Keynes) llevaron al país a una profunda crisis el 24 de octubre de 1929, que ni el propio Gilito pudo prever.

La economía mundial se colapsó, debido a la caída del mercado bursátil, y las consecuencias tanto económicas (caída del mercado de valores, pérdida de los ahorros, etc.) como sociales (suicidios, desempleo, pánico, etc.) fueron muy drásticas. EE.CC.S. lanzó en seguida el New Deal, para ayudar a los países afectados por la crisis. Sin embargo, a pesar de ser un plan de ayuda internacional, servía claramente a sus propios intereses.


SEGUNDA GUERRA MUNDIAL


Al igual que Mussolini en el bando del Eje, EE.CC.S. hizo lo mismo en el bando Aliado: hasta entonces se había mantenido neutral, pero cuando la situación se tornó favorable para los Aliados (en 1944), entró en guerra de su parte. Gracias al gran estratega socioconfederado Son Goku, los Aliados consiguieron una victoria fulminante. Esta victoria se debió al brillante plan de Son Goku, que consistió en el ataque sorpresa a la hora de la siesta en la conocida batalla de Pijama Battle. El ejército del Eje no se reunió a tiempo y la victoria de los Aliados estaba ya próxima. Unos meses más tarde, los alemanes se rendían por miedo a un nuevo ingenioso plan.

Al haber entrado en guerra en los dos últimos años de guerra, su desgaste económico y social fue mucho menor pero se pudo beneficiar de las consecuencias positivas de la victoria en la guerra (anexión de territorios). Además, de los sectores que se repartieron de Alemania, EE.CC.S. se anexionó uno de ellos, aunque no quiso aliarse con ninguno de los bandos en la guerra que se disputó entre las potencias occidentales y la URSS, que culminó con el levantamiento del muro de Berlín en 1961.


GUERRA FRÍA


Durante el gobierno de Ciruelo IV, tuvo lugar el comienzo de la Guerra Fría. Su decisión más importante fue la adopción de una posición de neutralidad durante la Guerra Fría y se unió al Movimiento de los Países No Alineados en 1955. Este compromiso con el Movimiento de los Países No Alineados le será favorable para aliarse con los países miembros de la OPEP.

Su sucesor, Platanero VIII, fue presidente durante las guerras árabe-israelíes, en las que se convirtió en musulmán, se casó con la princesa árabe Jasmin y se alió con Palestina y con los países árabes contra Israel, contrariamente a los países democráticos. Esta alianza servía claramente a los intereses personales por el petróleo y unos años más tarde, la crisis del petróleo no le perjudicará.


DESCOLONIZACIÓN


Siguió el modelo británico, sin descolonizaciones traumáticas, siguiendo su política pacifista. Esto benefició al país, pues no se produjeron protestas en la metrópoli por la dureza del proceso de descolonización ni se malgastó dinero en el aprovisionamiento y mantenimiento del ejército.


FINALES DEL SIGLO XX


EE.CC.S. finalizó el siglo XX como una superpotencia mundial, que no se vio perjudicada por la crisis del petróleo de estos años debido a su alianza con los países árabes.

Andrea Espeso

Nicolás Hart

Milena Hernández

Irene Redondo

María Rengifo.

Ana Rodríguez

Ömer Torres

Adrián Vadillo