Los hijos del valenciano Agustí Centelles hallan cien imágenes inéditas en una caja de galletas

Han pasado más de medio siglo depositados en una vieja caja de galletas de la marca Virginia y han sobrevivido a momentos difíciles como las censuras propias de toda guerra (en este caso la guerra civil del 1936); o una mudanza desde el antiguo estudio fotográfico -en la Diagonal de Barcelona- al actual, también en Barcelona. Se trata de un centenar de negativos fotográficos tomados en época de la República y de la guerra civil española por el fotoperiodista valenciano Agustí Centelles, todos ellos inéditos, y que recientemente han descubierto sus hijos, Sergi y Octavi, fruto de la más pura casualidad.

Entre el importante hallazgo -que enriquece la memoria visual de la historia más reciente de España- se encuentran imágenes de los bombardeos sufridos en el Priorato de la ciudad de Falset y en Reus, donde -a diferencia de las bombas de Lleida- no aparecen las víctimas, sino los edificios bombardeados.

Enlace al artículo completo en el diario Las Províncias