Las viejas heridas de guerra de Goya cicatrizan en el Prado


El Museo del Prado restaña hoy las heridas de guerra sufridas en 1938 por dos de los más célebres lienzos de Francisco de Goya: Los fusilamientos del 3 de mayo en la montaña del Príncipe Pío y El 2 de mayo o la carga de los mamelucos.

Símbolos de la Guerra de la Independencia de 1808, una vez curadas sus "heridas" por un equipo de los mejores restauradores del Prado, las dos pinturas formarán parte de la exposición Goya y los años de la guerra, que la pinacoteca acogerá entre el 14 de abril y el 13 de julio para conmemorar el bicentenario de la Guerra de la Independencia.

Enlace al artículo:

Biografía de Goya (wiki)