Un partido de leyenda


Carlos Marañón es uno de esos niños del 81. La diferencia es que el padre que le llevó a ver la película es aquel Marañón que conservó el récord goleador del Español hasta que lo superó Tamudo. Para los paseantes, debió de ser todo un espectáculo ver a ambos, padre e hijo, imitar a la salida del cine la chilena de Pelé. Carlos ha mezclado dos pasiones con las que me identifico, el fútbol y el cine. Y de la fusión ha salido uno de esos libros generacionales que causan el mismo efecto que la magdalena de Proust: "Un partido de leyenda", delicioso ensayo sobre "Evasión y victoria" que "8 y medio" ha adornado con una amena edición llena de fotogramas de la película y de fotografías históricas relacionadas con el partido real que inspiró el de Huston: el Partido de la Muerte, Kiev, verano del 42.

Leer más...