Cine: Capitán Conan

Los Balcanes, Septiembre de 1918. La toma del Monte Sokol es la última gran batalla de la guerra, precipitando la rendición de Bulgaria y ofreciendo así al Ejército Oriental, bajo el mando de Franchet d'Esperay, su primera victoria decisiva...

A la cabeza de una cincuentena de hombres, todos salidos de prisiones militares, pero heróicos soldados, Conan (Philippe Torreton), luchando a la manera de los sioux, enamorado del riesgo, hace temblar los sectores enemigos con sus "saqueadores de trincheras", cuchillo en mano: "Se le veía el blanco de los ojos al hermano al caer..."

Conan desprecia el ejército regular y a los oficiales en activo, aquellos que llama "soldados", mientras que él se considera un "guerrero". No estimamás que a De Scève (Bernard Le Coq), porque siendo un noble, eligió la infantería, y la amistad con Norbert (Samuel Le Bihan), joven licenciado en Letras, del que aprecia la firmeza y la moral.

El armisticiio es firmado en Francia, pero el único ejército aún no desmovilizado es el Oriental. Se mantiene en estado de guerra. Acuartelado en Bucarest, en país aliado, los soldados siembrean el desorden, llegando incluso al pillaje y el asesinato.

Norbert, nombrado comisario-informante, fiel a sus convicciones, recibe la delicada misión de detener esta situación y de hacer condenar a los culpables; los hombres de Conan son evidentemente los primeros sospechosos. A pesar del furor de Conan que les defiende frente y contra todo, Norbert cumplirá su deber. Los dos amigos van a enfrentarse, a separarse, a reencontrarse de forma insospechada, debido a la defensa de un joven soldado acusado de deserción, a quien se le quiere fusilar...