Degas, el más clásico


La Fundación Mapfre presenta las 73 obras que componen la colección completa de esculturas en bronce del parisino, uno de los paradigmas del artista moderno


El protagonista de la muestra 'Degas. El proceso de la creación' -con la que la Fundación Mapfre inaugura su nueva sala de exposiciones- era un viejo, y no tiene que ver con su edad: siempre pintó, dibujó y esculpió como un ilustre inconformista.


Por eso, su formación, que fue clásica y su gusto, exquisito, no evitaron que sus mujeres y caballos pura sangre resultaran tan poco graciosos, en el sentido clásico del término.
No en vano se quejaba: "¡Ay! Giotto, déjame ver París, y tú, París, déjame ver a Giotto!", máxima que expresa la tensión por conciliar la seriedad del método analítico clásico (Giotto) con esa torpeza suya, tan construida y característica, que le permite expresar la vida moderna (París).


Enlace al artículo completo