Exposiciones: Tesoros españoles revelan historia de la Península Ibérica


El Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México albergará del 11 de agosto al 5 de octubre la muestra España, encrucijada de civilizaciones, cuyo objetivo es mostrar a los visitantes la variedad cultural del pasado del país europeo y las transformaciones materiales e ideológicas que se han registrado. La exposición, organizada por la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior de España (Seacex), el Museo Arqueológico Nacional de España y el Museo Nacional de Antropología de México, cuenta, además, con la colaboración de los ministerios españoles de Asuntos Exteriores y de Cooperación y de Cultura y de la Embajada de España en México. Fuentes de la Seacex señalan que "el objetivo fundamental de la exposición es mostrar al visitante, a través de cerca de 240 piezas de primera calidad, la enorme variedad cultural del pasado español y las transformaciones materiales e ideológicas que han convertido a la Península Ibérica en un mosaico de pueblos y en un privilegiado laboratorio para el mestizaje cultural". El planteamiento básico de la muestra es cronológico y gira en torno a las consecuencias que tuvieron, para los habitantes de la Península Ibérica, las sucesivas llegadas de pueblos de muy diversa filiación étnica y cultural. El hilo conductor de la exposición gira alrededor de los conceptos de mestizaje y cambio cultural, resaltando mediante las piezas las transformaciones técnicas y sociales más importantes. Las obras elegidas ilustran, a través de tiempo, cómo han ido evolucionando los diferentes aspectos vitales de la cultura, como son la economía, la tecnología, el arte, la sociedad, la guerra y la ideología. La muestra España, encrucijada de civilizaciones cuenta con una significativa selección de piezas del Museo Arqueológico de ese país, procedente de seis de sus departamentos científicos: Prehistoria, Protohistoria, Antigüedades Clásicas, Antigüedades Medievales, Edad Moderna y Gabinete de Numismática y Medallística. "La elección de las mismas se ha realizado tomando en consideración tanto su calidad técnica como estética, pero sin perder de vista la información histórica, social e ideológica que proporcionan", según la Seacex. Esculturas, joyas, estatuas, bustos, monedas, armas, tapices, sepulcros, columnas, pinturas y objetos religiosos ilustran más de 300 mil años de historia de España, como un país fruto de la mezcla de pueblos y civilizaciones. Y es como explica Felipe Solís, director del Museo Nacional de Antropología de México, "España es uno de los ejemplos más ricos del mestizaje cultural y humano". En palabras de Félix Jiménez, subdirector del Museo de Arqueología español y también comisario de la muestra, las obras reunidas en la misma ayudan a comprender a la España contemporánea, que "es el resultado de un trasiego de pueblos, de ideas, de religiones, de aportes tan diversos, que han convertido a España en lo que es".

Enlace al reportaje fotográfico en el diario El Mundo