Exposiciones: El retrato del Renacimiento


Por su amplitud cronológica (1400-1600) y vocación paneuropea, esta exposición es la primera que ofrece una aproximación global al retrato del Renacimiento. Y al retrato como género pictórico autónomo, excluyendo otras formas de representación del individuo como el donante, aunque incluyendo medallas, esculturas, dibujos o grabados que explican su evolución. ¿Cuándo aparece el retrato autónomo? Hacia 1335 Simone Martini retrató a Laura, amada de Petrarca, y el poeta dedicó al retrato este soneto, enunciando en él las características del retrato moderno: una imagen sustitutiva (evoca al ausente), emotiva (suscita emociones) y movible (transportable). Incluye una referencia al mítico artista Pigmalión, que hizo una escultura que cobró vida.

La exposición revela dos constantes en la evolución del retrato del Renacimiento. La primera es su “democratización”, pues si al principio era privativo de estamentos privilegiados, acabó abarcando todo el espectro social. La segunda es un aumento de tamaño, consecuencia de su incorporación al mobiliario doméstico, pues los primeros ejemplares estaban concebidos para contemplarse y después guardarse en cajas, y no para colgar en paredes.

Demandado por sectores sociales muy heterogéneos, el retrato satisfizo propósitos diversos y asumió una dimensión social, simbólica e incluso documental que se tradujo en una extraordinaria variedad tipológica. La exposición incluye retratos de individuos proclamando sus aficiones intelectuales, aspiraciones sociales o devociones religiosas, retratos realizados para seducir, atacar o convencer, imponentes imágenes de poder y juegos ilusionistas que proyectan al retratado más allá del plano pictórico o distorsionan su imagen.

El objetivo final de la exposición es mostrar que el Renacimiento no fue sólo un período de inicio y maduración para el retrato, sino también de sofisticación, hasta el punto de explorar y agotar muchas de sus posibilidades formales y conceptuales.

Enlace a la página del Museo del Prado