FRANCIA 1940: EL APOGEO DE LA “BLIZTKRIEG”


Antecedentes:

Después de la llegada al poder de Hitler en 1933 y tras varios momentos de tensión internacional, donde destaca la Crisis de los Sudetes y conferencia de Munich de 1938, la Segunda Guerra Mundial comenzaba el 1 de septiembre de 1939. Alemania invadía Polonia que tan solo podía resistir 28 días. Mientras franceses y británico no hacían nada en el Oeste (Phony War o Drolê de Guerre), la URSS ocupaba la parte oriental de Polonia. Alemania invadía primero Dinamarca y finalmente Noruega. Mientras se combatía duramente en Narvik (Noruega) el 10 de mayo el grueso del Ejército alemán se ponía en movimiento para conquistar Holanda y Bélgica y aplastar a británicos y franceses en tan solo 11 días, obligando a capitular a Francia el 25 de junio.

Los ejércitos aliados mandados por el general M. Gamelin consideraban que no estarían a la altura de Alemania para lanzar una ofensiva hasta 1941. Convencidos de que el OKW reeditaría el plan Schlieffen de 1914 puso en marcha el plan Dyle-Breda. El despliegue aliado sería el siguiente: Al norte estaría el Séptimo Ejército de Giraud. A continuación el BEF, al mando de lord Gort que avanzaría hasta el río Dyle entre Louvain y Wavre; a continuación el Primer Ejército del general Blanchard ocuparía de Genbloux hasta Namur, en el Mosa, mientras el Noveno Ejército del general Corap avanzaría para ocupar la línea del Mosa hasta Sedán En este punto fue situado el Segundo Ejército del general Huntziger que llegaba hasta el comienzo de la línea Maginot en Longwy. Estas dos últimas eran divisiones mediocres, al considerar el mando francés imposible una ofensiva a través de las Ardenas.

Sin embargo los planes alemanes eran muy distintos. Bajo inspiración del general von Manstein se ideó la operación “Schielschnitt”. En el norte el Grupo de Ejércitos B, al mando del general von Bock, atraería a los franco-británicos y los fijaría. El Grupo de Ejércitos A, al mando de von Rundstedt, actuaría en la zona de Lieja. Finalmente el Grupo de Ejércitos C, al mando del general von Kliest, atacarían por las Ardenas entre las ciudades de Dinant y Sedán, el esfuerzo principal lo llevaría a cabo el XIX Cuerpo Panzer del general Guderian.

136 divisiones aliadas (94 francesas, 22 belgas, 10 británicas y 10 holandesas) frente a otras tantas alemanas. 11.200 piezas de artillería francesa frente a 7.700 germanas. Unos 3.000 carros aliados frente a poco más de 2.400 alemanes. Pero apenas 2.000 aviones aliados frente a cerca de 3.300. (1) Estas eran las frías cifras de ambos adversarios, pero como quedó demostrado lo importante no es el material sino la forma en que se utiliza y en eso soldados y oficiales alemanes demostraron ampliamente su tremenda superioridad.

Fall Gelb: paracaidistas sobre Holanda


A las 5:30 horas del 10 de mayo las unidades motorizas de vanguardia cruzaron la frontera con Holanda, Bélgica y Luxemburgo. Al amanecer bajo el mando del general Student salían los primeros JU-52 con 4,500 hombres de la 7. Flieger-Division, eran la vanguardia de los 12,000 hombres de la 22ª división aerotransportada de general von Sponeck, cuya misión era asegurar los principales puentes como los de Moerdijk, capturar al Gobierno holandés en La Haya, capturar el puerto de Rótterdam o neutralizar poderosas fortificaciones como el fuerte de Eben Emael en Bélgica, donde tan solo 55 ingenieros de asalto al mando del teniente Witzig rindieron una de las más poderosas y modernas fortificaciones con 700 soldados y cañones de hasta 120 mm, de esa forma abrían las puertas del Canal Alberto.

A su vez la Luftwaffe procedía a atacar los aeródromos aliados desde las 3:30 horas, principalmente los holandeses, pero también cerca de 50 aeródromos franceses y la base de la aviación británica en Condè-sur-Marne. La supremacía aérea alemana sería incontestable desde entonces y hasta el final de la campaña, molestando y dificultando en todo momento los movimientos de las tropas aliadas.

Gamelin por su parte ordenaba a las 7:00 horas la puesta en marcha del plan Dyle-Breda. Desgraciadamente su firme convicción de una defensa lineal como en la Primera Guerra Mundial sería catastrófica.

El 9º Ejército de Corap se puso en marcha y las divisiones de infantería se desplazaron hacia el Mosa mientras las de caballería lo hacían hacia las Árdenas. El avance fue lento y costoso y no se pudo consolidar la posición en Dinant hasta el día 14. Mientras el 2º Ejército de Huntziger topó con el flanco izquierdo de Guderian a las 9:00 horas en Arlon. Al igual que en Esch las tropas francesas fueron obligadas a retroceder. Por su parte los Chasseurs Ardennais belgas repelieron a la vanguardia de la 7ª división panzer de Rommel.

El 11 de mayo las divisiones panzer 5ª y 7ª del XV Cuerpo de Ejército mandado por el general Hoth marchaban sobre Dinant. Las 6ª y 8ª del XLI del general Reinhardt hacia Montherme y Nouzonville y las tres del XIX de Guderian 1ª, 2ª y 10ª sobre Sedán. La 1ª división del general Guderian rompió el frente de la 5ª DLC francesa que se replegó al otro lado del río Semois al igual que la 3ª brigada Spahi. Al anochecer las tropas de Guderian llegaban a las afueras de Bouillon, pero al encontrar los puentes volados esperaron a la infantería motorizada para el día siguiente.

La supremacía aérea de la Luftwaffe hizo que Gamelin solicitase al general del aire d´Astier el máximo esfuerzo de la aviación. Mientras tanto el BEF había alcanzado sus posiciones en el Dyle y comenzaba a atrincherarse. El avance sobre Gembloux había tenido serios problemas para el 1er. Ejército de Blanchard y este comunicaba tras conocer la caída de Eben Emael la imposibilidad de completar la maniobra Dyle. En Holanda las cosas iban peor, el ejército holandés se replegaba sobre Rótterdam, el 7º Ejército de Giraud también lo hacía en dirección Amberes tras enfrentarse a la 9ª panzer cerca de Tilburg.

El 12 de mayo en Holanda la situación era desesperada, la 9ª panzer contactaba con los fallschirmjäger en Moerdijk. El ejército holandés se replegaba sobre Rótterdam-Ámsterdam-Utrecht mientras las tropas de Giraud recibían un duro castigo de la Luftwaffe y la amenazante 9ª división panzer. Las tropas de Blanchar recibieron la orden de acelerar su avance. Además la retirada del Ejército belga para contactar con el BEF dejó expuesto a los carros del Cuerpo de Ejército de Prioux, pertenecientes al 7er, Ejército de Giraud. Los esfuerzos de la aviación alidada sólo trajeron más derribos a manos de la defensa anti aérea o del los cazas alemanes Me 109.

Durante ese día la 7ª división panzer tuvo un golpe de suerte al hacerse con el control de una presa cerca de Houx que permitió durante la noche consolidar una cabeza de puente al otro lado del Mosa. Además la situación francesa en la zona era muy desorganizada. Por su parte la 6ª división panzer llegaba también al Mosa casi sin combatir.

El esfuerzo principal del ataque lo seguían llevando las divisiones de Guderian. Tras ocupar Bouillón mediante un golpe de mano sus tropas se dirigieron sobre Sedán. La 5 DLC francesa no pudo mantener sus posiciones y se vio obligada a replegarse sobre la cabeza de puente de Sedán. Al caer la noche las tropas alemanas se hacían con el control de la zona este de la ciudad.

La situación francesa se hacía desesperada y estaba claro que los alemanes atacarían al 2º Ejército francés al día siguiente. La hora de ataque se fijó a las 15:00 horas de acuerdo a las órdenes de von Kleist.

Schwerpunkt: La ruptura en el Mosa




El 13 de mayo las tropas de la 7ª división panzer comenzaron un ataque en la zona de Houx-Dinant, la resistencia fue muy dura por parte de los Chassuers Ardennais belgas y el 66 regimiento de infantería francés, al anochecer los alemanes tan solo habían cruzado 15 carros por un puente de pontones, aunque se había consolidado y ampliado la cabeza de puente aún quedaba bolsas de resistencia.

El ataque a Sedán lo llevarían a cabo las divisiones panzer 1º, 2º y 10º con el apoyo del regimiento Gross Deutschland, un batallón de ingenieros de asalto y grupos de artillería pesada. A retaguardia el XIV Cuerpo de Ejército Motorizado de Wietersheim apoyaría la ruptura. Además se contaba con el apoyo de unos 1.500 aviones que comenzaron su ataque a las 07:00 horas a cargo de los Dornier Do-17, seguidos de unos 120 Stukas. La artillería de Guderian comenzó a batir las posiciones francesas a las 14:30 horas.

En el flanco izquierdo la 10ª división tuvo algunos problemas, especialmente el 69 regimiento, sin embargo al acabar el día estaban en Wadelincourt, al otro lado del río. La 1ª división panzer con el apoyo del regimiento GD tuvo que sostener durísimos combates para cruzar el Mosa, pero al caer la tarde se tenía una sólida cabeza de puente en los terrenos altos. Ante la falta de carros Guderian ordenó la construcción de un puente de 16 toneladas, terminado a medianoche para el comienzo del cruce de los carros. Por su parte la 2ª división una vez tomadas las alturas detrás de Dochery viró al oeste para atravesar el canal de las Árdenas y rodear a las defensas francesas a lo largo del Mosa. El desbarajuste causado en la 55ª división de infantería francesa rayó en ocasiones con el pánico. Guderian había cruzado el Mosa.

El día 14 de mayo Holanda firmaría su rendición. Los combates del día anterior habían dejado muy mal parados a los holandeses, con la 9ª división panzer a las afueras de Rótterdam. El Cuerpo de Ejército de caballería de Prioux, del 7º Ejército de Giraud, combatió durante todo el día con la 3ª y 4ª divisiones panzer, pero al finalizar el día tuvo que replegarse. Tras el bombardeo de Rótterdam por parte de la Luftwaffe el Gobierno holandés firmó la capitulación esa misma noche. Mientras el ejército belga y el BEF mantenían duros combates con las tropas de von Bock.

La acción principal seguía produciéndose en las Árdenas. Los franceses llevaron a cabo un contra ataque en Chaumont sin resultados, la cabeza de puente tenía ya más de cuatro kilómetros de ancho por casi diez de profundidad. El Cuerpo de Ejército de Reinhardt apenas pudo avanzar en Monthermé y cruzar el Mosa, quedando prácticamente sin poder avanzar durante dos días, aunque se consiguiese también el cruce del Mosa en Nouzeville. La 7ª panzer por su parte progresaba hasta Anthée y varios regimientos de infantería y carros superaban el Mosa entre Givet y Dinant.

Sedán seguía siendo el Schwerpunkt. Guderian lanzó a la 1ª panzer sobre Chéhéry y Bulson. Los combates con la 55ª división francesa fueron muy virulentos, pese a un primer éxito inicial francés el 7º batallón de carros alemanes consiguieron destruir al 4º batallón de carros franceses, el 213 regimiento de infantería y diezmar hasta tal punto a la 55ª división que dos días después seria disuelta. Lo mismo sucedió con la 71ª división.

Las decisiones de Huntziger empeoraron la situación. Temiendo que el objetivo de Guderian fuese envolver la Línea Maginot por el Norte decidió cancelar los ataques y replegarse más al Sur, hasta una posición situada en Inot, conteniendo al enemigo. Por si fuera poco Corap decidió replegarse a las posiciones de frontera dejando una línea de detención en la carretera de Charleroi a Rethel, la confusión era indescriptible. La brecha entre el 2º y 9º Ejército francés se ampliaba y allí estaba el XIX Cuerpo panzer de Guderian.

El 15 de mayo se produjo la explotación del éxito alemán. El cuerpo panzer de Hoth, 5ª y 7ª divisiones panzer, avanzó en un solo día hasta Cerfontaine atravesando la línea de contención francesa antes siquiera de que esta se formase. Su avance fue un golpe decisivo para el 9º Ejército francés. Por su parte el cuerpo panzer de Reinhardt terminó la noche en Liart, después de diezmar a la 61 división francesa. Al final del día el Cuerpo de Ejército de Corap no era ya una fuerza de combate.
En Sedán Guderian había girado sus divisiones al oeste, tras repeler la 10ª panzer un fuerte contra ataque en el flanco izquierdo en Stonne, la ciudad cambió de manos varias veces, la 1ª y 2ª “embistieron” al futuro 6º Ejército al mando del general Touchon. Mientras la 1ª panzer tuvo que luchar duramente la 2ª sin apenas oposición contactó con las tropas de Reinhardt en Montcornet y dispersaba a la 2ª división blindada francesa.

La situación era desesperada, el general Georges destituía a Corap y le sustituía por Giraud. La aviación presentaba peor panorama, d´Astier reconocía la pérdida de la mitad de sus cazas y contar con tan solo 38 bombardeos.

El día 16 de mayo fue un continuo avance de las tropas de Hoht, Reinhardt y Guderian. Las primeras recorrieron 50 millas en un día, capturado 10.000 prisioneros y dejado fuera de combate más de 100 carros. Además al terminar el día habían alcanzado Avesnes, destruyendo la 5ª división motorizada francesa y lo más importante el puente de Landreices, con lo que la línea Sambre-Oise que el general Georges pretendía defender quedaba rota.

El día 17 de mayo se produjo una tensa reunión entre Guderian, von Kleist y List. Finalmente y presionado por von Rundstedt el OKH ordenaba la detención de las tropas de Guderian. Sin embargo List daba su permiso para un “reconocimiento en fuerza”. La detención de la mañana había permitido a las tropas de Guderian descansar y recuperarse, además de un más que merecido mantenimiento de los panzer. Por la tarde volvía al ataque. Lo que le permitió establecer varias cabezas de puente.
Mientras el coronel De Gaulle con tres batallones de carros, uno de Char-B y dos de R-35 contra atacó en Montcornet siendo rechazados.

La carrera hacia el mar y la operación Dynamo




A partir del día 18 comenzó un veloz carrera hacia el Canal por parte de las tropas panzer para envolver a los ejércitos aliados del norte. Mientras Gamelin seguía convencido que el objetivo era París ¿Qué si no?

El 18 de mayo las tropas de Guderian tomaban San Quintín, a cargo de la 2ª panzer, la 1ª atravesaba el Somme y la 10ª bloqueaba contra ataques desde el sur. Pero los franceses de Touchon se replegaban detrás del Aisne para proteger París.

La tropas de Reinhardt luchaban en Le Catelet y las divisiones de Hoht tomaban Cambrai. Los franceses creaban un 7º Ejército al mando del general Frère entre Ham y La Fère. Pero lo cierto es que en ese momento entre las divisiones panzer y el mar apenas había dos divisiones territoriales británicas con la mitad de efectivos. El plan de von Manstein funcionaba perfectamente.

El 19 de mayo un nuevo contra ataque de De Gaulle fracasaba en Crecy. Los británicos a petición del general lord Gort comenzaba a estudiar la futura evacuación de sus tropas y Gamelin era sustituido por Weygand. Los alemanes estaban literalmente a un paso del Canal.

El día 20 de mayo se produjo el contra ataque del BEF en Arras, la utilización de los Matildas II causó graves pérdidas a la 7ª división panzer donde Rommel hubo de ponerse a la defensiva. Sin embargo la imposibilidad de continuar con el avance convenció a lord Gort de replegarse sobre Dunquerque. Sin embargo ese día las tropas de Guderian llegaban a la costa en las proximidades de Noyelles.

Los mandos aliados se reunían en Ypres, el rey Leopoldo, Weygand y Billote, lord Gort llegó cuando Weygand ya se había marchado. No hubo resultados por diversas circunstancias.

El 22 de mayo la 1ª panzer y el regimiento GD llegaban a las afueras de Calais, que se rendiría el día 26 a la 10ª panzer, ya que la 1ª fue enviada a Dunquerque, y la 2ª panzer a Boulogne, que se rendía el 25. Un contra ataque francés en Douai con objetivo Cambrai fue detenido por la Luftwaffe. A primeras horas del día 23 de mayo Gort ordenaba un repliegue general al noroeste de Arras. La indignación francesa fue tremenda.

El 24 de mayo es cuando se produjo la orden de Hitler de detener el avance de Guderian y Reinhardt hacia Dunquerque (2). Tres días después se revocaba esa orden, pero la evacuación ya estaba en marcha. Se ocupaba Lille donde los franceses del general Moliniè resistieron heroicamente y el 29 de mayo Guderian ocupaba Gravelinas en la costa.

El 27 mayo se producían dos contra ataques aliados en Amiens y en Abbeville, otra vez al mando de De Gaulle, siendo ambos rechazados. Desde ese mismo día y hasta el 4 de junio se ponía en marcha la operación Dynamo, la evacuación del BEF, en total 338,226 hombres incluidos 139,911 franceses fueron evacuados. (3)

Fall Rot: Del Somme al Sena y la caída de Francia

El nuevo comandante en jefe francés, el enérgico Weygand de 73 años, ordenó a los Ejércitos 4º, 6º, 7º y 10º que ante la imposibilidad de defender una línea continua en el Somme se recurriese a defensas en erizo, la línea Weygand, usando pueblos y lugares clave. Además un tercio de la artillería se usaría en labores anti tanque. Los distintos puntos fuertes deberían estar camuflados para evitar ser detectados por la Luftwaffe o reconocimientos avanzados. Esta misma táctica sería usada por los alemanes en el frente del Este a partir del invierno de 1941.

A las 5:00 horas del 5 de junio comenzaba la segunda fase de la invasión de Francia. Los alemanes disponían de 143 divisiones y además siete de ellas eran de refresco traídas de Polonia, Dinamarca y tres de nueva creación. El XIV cuerpo panzer estaba en Amiens y el XVI se situó sobre Berry-Au-Bac y Neufchatel. Pero en la noche de ese día la 4ª panzer apenas había avanzado 10 kilómetros, parecía que la táctica de defensa en erizo estaba dando resultados.

Sin embargo el 6 de junio la 5ª y 7ª panzer conseguían sobrepasar el Somme cerca de Hangest. Varias divisiones del 10º ejército se retiraron a la costa en St-Valery-en-Caux esperando ser evacuados por mar.

El 9 de junio Weygand confesaba al Gobierno de Reynaud que la ruptura se produciría en poco tiempo. Para empeorar las cosas el día 10 de junio Italia le declaraba a Francia, sin duda Mussolini ansiaba su parte de una Francia agonizante. El Gobierno recordando las destrucciones de Varsovia y Rótterdam abandonaba París y la declaraba ciudad abierta.

El 11 de junio las tropas italianas comenzaban su despliegue en la frontera. En el Somme el frente del 4º Ejército francés se encontraba seriamente amenazado, comenzaba el colapso de la línea Weygand. El 12 de junio 46,000 franceses y británicos se veían obligados a rendirse en St. Valery a la 7ª panzer.

El 13 de junio el general von Leeb lanzaba su ataque contra la Línea Maginot con siete divisiones 229 baterías y el apoyo de la Luftwaffe Fliegerkorps. Las dos divisiones del general francés Hubert comenzaron la retirada.

El día 14 de junio se completaba la hecatombe, las tropas alemanas de la 87ª división de infantería del general von Studnitz entraban en París. Ese mismo día el 1er. Cuerpo de Ejército alemán rompía la línea Maginot en Saarbrüken. El 15 nuevas tropas alemanas cruzaban el Rhin y el 16 el Gobierno francés dimitía y entregaba el poder al veterano mariscal Petain, héroe de Verdún.

El día 17 de junio las tropas de Guderian llegaban a la frontera Suiza en Pontarlier completando el embolsamiento del 2º Ejército francés del general Pretelat que defendía la línea Maginot. Las divisiones de Hoht cruzarían el Sena cerca Rouen el 18 de junio tomaban los puertos de Cherburgo y Brest el 19. Por su parte el XXVII cuerpo de von Manstein tomaban Le Mans el 18. Mientras los británicos conseguían evacuar 57,235 hombres de St. Nazaire. (4)

A la desesperada el 3er. Ejército francés del general Besson intentó mantener la línea del Loira entre Gien y Saumur, en esta localidad los cadetes de la Academia al mando del coronel Michon resistieron el ataque alemán durante 48 horas, pero el 19 de junio los alemanes cruzaban la línea tras duros ataques de la Luftwaffe y la presión de las divisiones de Hoth. El día 23 Besson tan solo contaba con 65,000 hombres.

La intervención italiana el día 20 de junio se encontraba en serias dificultades. Operaban el 1er. Ejército del príncipe Humberto y el 4º del general Vercellino, mientras que la defensa consistía en dos divisiones de montaña y una de infantería defendiendo puntos fuertes. Mandados por el general Orly se encontraban en desventaja de siete a uno. Sin embargo por tan solo 37 muertos fueron capaces de tomar 3,878 italianos prisioneros. Aunque ya habían dado muestras de ello en España los italianos volvían a adolecer de mal mando, falta de armamento moderno y sobre todo muy mal empleo táctico. Ese mismo día los alemanes ocupaban Lyón.

El 22 de junio en el bosque de Compiègne una delegación francesa encabezada por el general Huntziger firmaba un armisticio en el mismo vagón en el que el mariscal Foch aceptó la rendición alemana en noviembre de 1918.

A la 01:35 horas del 25 de junio de 1940 el armisticio se declaraba en toda Francia.

Parada militar alemana en París para celebrar la victoria:
(5)


NOTAS:
(1) A. Shepperd. France 1940. Blitzkrieg in the West. Ed. Osprey, 1990. Pg. 13-27.
(2) H. Guderian Memorias de un soldado Ed. Books4pocket, 2008. Muchos historiadores han teorizado la razón de la orden de alto Nos parece más creíble la suposición de Guderian de que presionado por Goering se pensó que la Luftwaffe sería suficiente para la rendición de la bolsa.
(3) J. Harris. Dunkirk. The storms of war. Ed. David & Charles, 1980. Pg. 151.
(4) W. Fowler. Holland, Belgium and France. 1940-1941. Ed. Ian Allan, 2002. Pg. 84.
(5) Hemos preferido no incluir mapas y primar el uso de documentales de la época. De todas formas para entender mejor el texto se puede recurrir a: Mapas militares en Military.com

BIBLIOGRAFÍA:

M. Evans. The Fall of France. Act with Daring. Ed. Osprey, 2000.
W. Fowler. Holland, Belgium and France. 1940-1941. Ed. Ian Allan, 2002.
A. Shepperd. France 1940. Blitzkrieg in the West. Ed. Osprey, 1990.
J. Harris. Dunkirk. The storms of war. Ed. David & Charles, 1980.
K. Macksey. Guderian. Panzer General. Ed. Greenhill Books, 2003.
P. Jowett. The Italian Army 1940-1945. Europe 1940-1943. Ed, Osprey, 2000.
F. de Lannoy y J. Charita. Panzertruppen: Les troupes blindées allemandes
German armored troops. 1935-1945
Ed. Heimdal, 2001.
N. Thomas. The German Army 1939-1945 (1) Blitzkrieg. Ed, Osprey, 1997.
I. Summer. The French Army 1939-1945 (1): The Army of 1939-40 & Vichy France Ed. Osprey, 1998.

H. Guderian Memorias de un soldado Ed. Books4pocket, 2008.
VV.AA Blitzkrieg. The German Assault in the West, 1940. Ed. Orbis, 1979.