Tíbet, 1950: Cuando el Dragón subió a la montaña

El 1 de octubre de 1949 Radio Pekín comenzaba a anunciar que “el Ejército de Popular Liberación debía liberar todos los territorios chinos, incluidos Tibet, Xinjiang, Hainan y Taiwán”. Como consecuencia de este anuncio el ministerio de Asuntos Exteriores del Gobierno tibetano escribió a Mao Zedong proponiendo el establecimiento de negociaciones.

Batería de artillería tibetana.


En la noche del 6 de octubre las primeras unidades chinas al mando del general Wang cruzaron la frontera avanzando hacia la pequeña ciudad de Denko, defendida por unos 400 soldados con 12 ametralladoras Bren como “material pesado”. Más al sur, pero unos pocos kilómetro al norte del trasbordador de Markham Druga, las unidades chinas atravesaron el río, derrotando a una pequeña fuerza de 50 soldados, de los que ninguno pudo escapar siendo muertos o hechos prisioneros. Además estas tropas chinas representaban una seria amenaza para la guarnición de Rangsum, situada unos 40 kilómetros más al interior. El trasbordador fue inmediatamente utilizado para transportar millares de soldados chinos al otro lado del río.

Articulo completo