Una versión virtual de lo material: los incunables españoles de la BNE en Biblioteca Digital Hispánica II (La colección)



Como contábamos en una entrada reciente de este blog, en los últimos meses la Biblioteca Nacional de España ha llevado a cabo un proyecto de creación de una colección virtual de incunables españoles actualmente accesible en Biblioteca Digital Hispánica. El resultado pretende ser fiel a una colección representativa de la producción impresa de la España del siglo XV. Abarca más de 350 ediciones de las 1.050 que se estima salieron de las prensas españolas (un número modesto si se considera que el número total estimado de ediciones incunables es de 40.000) y con obras procedentes de la mayor parte de las localidades que en aquellos años contaron con imprenta: Segovia, Sevilla, Toledo, Salamanca, Burgos, Valladolid, Zamora, Pamplona, Monterrey y Granada en la Corona de Castilla; Barcelona, Valencia, Zaragoza, Lérida, Híjar, Gerona, Valldemosa y el Monasterio de Montserrat en la Corona de Aragón. Solamente algunas localidades con pequeñas imprentas están ausentes de la colección: Puebla de Montalbán, Guadalajara, Coria, Tortosa, Tarragona y las poco tiempo atrás incorporadas al Reino de Aragón Cagliari y Perpiñán. Los primeros incunables españoles fueron impresos en Segovia por Juan Parix, de cuyas ediciones primitivas de 1472, año de llegada de la imprenta a la Corona de Castilla, y con ella a la Península Ibérica, la BNE cuenta con varios ejemplares. 




Una versión virtual de lo material: los incunables españoles de la BNE en Biblioteca Digital Hispánica II (La colección)