Los prodigios del Medievo

Con vigor no exento de una minuciosidad palpable a simple vista, un artesano desbasta una de las vigas que habría de sostener la techumbre de la catedral de Teruel, allá por el siglo XIII. A su lado, estudiadas maquetas desvelan los secretos que permitieron erigir algunos de los monumentos más llamativos de la Historia de la humanidad, aún en pie siete, ocho y diez siglos después de que fueron levantados: las catedrales.

La complicada elaboración de las campanas, los secretos de los puentes, algunos de los cuales tal vez por ello se transformaron en objetos sobrenaturales para las gentes de entonces. Alhajas, joyas y monedas en fin, que desvelan los prodigios que movieron una época larga y considerada oscura.

Hasta el próximo 7 de enero, el pabellón Villanueva del Real Jardín Botánico de Madrid acoge la exposición 'Ars mechanicae. Ingeniería medieval en España', donde se muestran estos y otros hallazgos no menos sorprendentes, todos ellos frutos de la ciencia, la tecnología y la sagacidad de los hombres que vivieron durante la Edad Media en los reinos que formaban nuestro país.

Artículo completo