Exposiciones: Velázquez, esculturas para El Alcazar


De Roma al Alcázar
'Hércules' o el 'Discóforo' protagonizan la nueva muestra de Velázquez que acogerá la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando desde el 14 de diciembre


VELÁZQUEZ, ESCULTURAS PARA EL ALCÁZAR.- Días: del 14 de diciembre al 10 de febrero de 2008. Lugar: Real Academnia de Bellas Artes de San Fernando. Horario: de martes a viernes de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00. Lunes, sábados, domingos y festivos de 10.00 a 14.00.


EUROPA PRESS

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando albergará la exposición 'Velázquez, esculturas para el Alcázar', patrocinada por la Fundación Axa Winterthur, que incluye piezas como 'La Venus de la Concha', 'Los Doce leones' 'Hércules' o el 'Discóforo'.

La muestra reúne las obras que Velázquez trajo a España en su segundo viaje a Roma entre 1649 y 1651 y que fueron reunidas en el Alcázar por orden de Felipe IV. Se trata de un conjunto de las mejores obras de la antigüedad clásica, que formaban las colecciones de grandes familias romanas como los Medici, Ludovisi, Borghese y, sobre todo, las que habían reunido los papas en el Belvedere delVaticano desde Julio II a Inocencio X.

Esta selección de vaciados en bronce y en yeso formó parte de la decoración del Alcázar hasta el incendio de 1734. Apartir de este momento lo que quedaba de aquella espléndida galería se dispersó en sucesivas etapas, según explicó José María Luzón, comisario de la exposición y académico delegado del Taller de Vaciados de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

En total se exhibirán 76 piezas entre esculturas, libros, cuadros, dibujos y documentos de archivo. De las esculturas, se mostrará siete que pertenecen a la Academia de Bellas Artes, tres que alberga el Museo del Prado y siete del Palacio Real. La muestra estará abierta hasta el día 10 de febrero.

Colección del siglo XVIII

La colección de vaciados realizada en el siglo XVII por escultores y formadores como Matteo Bonucelli, Cesare Sebastiani, Girolamo Ferreri y Pietro del Duca, constituye hoy una documentación excepcional del estado en que se encontraban las más famosas esculturas de Roma en el momento de ser adquiridas por Velázquez.

Todas ellas fueron profundamente transformadas en restauraciones posteriores,y sobre todo en el siglo XVIII, lo que da a las que se trajeron a Madrid un extraordinario valor histórico.

El proceso de restauración que se ha realizado en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en los últimos años, ha permitido reconocer algunos de éstos vaciados históricos.

La estela de muchas de estas esculturas ha quedado en los dibujos hechos por alumnos en la Academia de San Fernando, así como las copias y estudios que pertenecierona Roberto y Pedro Michel, que hoy se guardan en el Museo de la Casa de la Moneda.

Asimismo, esta exposición aporta nuevos datos y documentos sobre el interés de Velázquez por la escultura, reuniendo por vez primeraun conjunto de obras que quedaron separadas y destinadas a fines diversos hace más de doscientos cincuenta años.